Cursos

Escuela para madres y padres de familia

Hoy vivimos profundos cambios sociales que afectan directamente a la familia. Los padres podemos limitarnos a repetir respuestas antiguas ente estos nuevos retos. Necesitamos reflexionar para encontrar la forma adecuada de actuar ante estos desafíos.

La psicología, la pedagogía, la antropología y la sociología confirman la importancia de los padres en el desarrollo armónico o patológico de los hijos. El ejemplo que ofrecemos las madres y los padres es tan significativo que por eso decimos que los hijos no obedecen, IMITAN.


Propósitos

  • Enseñar a educar y promover el desarrollo comunitario.
  • Educar a los hijos es también irse educando a uno mismo: ir madurando la propia personalidad para asumir los compromisos que nos corresponden.
  • Al avanzar en esta responsabilidad, se propicia el desarrollo personal, familiar y comunitario.

Características del curso

  • Es un curso que se desarrolla en sesiones semanales de máximo dos horas, en el lugar y el horario de cada grupo determine con el coordinador del centro.
  • Los monitores o animadores de grupo son una o dos personas de la misma comunidad, que han sido previamente capacitadas para trabajar con el sistema de enseñanza ECCA.
  • Cada sesión comienza con el análisis del caso de vida que se propuso como tarea. Se desarrolla una puerta en común donde cada participante hace sus observaciones.
  • La última media hora se dedica a trabajar el esquema del siguiente tema, completando la información con la grabación correspondiente.
  • Al terminar cada integrante del grupo se lleva su material impreso para estudiar el apunte de ese tema en el transcurso de la semana y se compromete a responder el cuestionario y los ejercicios. Si es una pareja, se invita a que de preferencia lo contesten de común acuerdo.
  • Esta dinámica de trabajo tiene la ventaja de favorecer la responsabilidad y facilitar que las personas descubran la capacidad que tienen para resolver sus conflictos. Propicia también la autonomía y la madurez de los integrantes.

Evaluación

Se propone llevar a cabo una evaluación inicial, para identificar el nivel de participantes. Una evaluación intermedia para valorar el avance que se va alcanzando y una evaluación final para conocer los logros obtenidos.

Se ofrecen preguntas abiertas y objetivas que hacen referencia a los contenidos revisados durante el curso. Se recomienda también utilizar las hojas de evaluación que se proponen en el taller de Relaciones Humanas y Dinámica de Grupo.

Prevención de adicciones

La información adecuada y la formación integral permiten contrarrestar la amenaza de las drogas. Eso es prevenir. Y la prevención en lo más rentable y lo más eficaz. Es mejor prevenir que curar. Este curso está desarrollado por FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) junto con ECCA, para favorecer el cambio de actitud y de conducta en los participantes. Busca fortalecer el convencimiento de que Sí es posible enfrentar el problema de las drogas. La condición es actuar a tiempo: antes de que exista el contacto con las substancias.


Propósitos

  • Ofrecer a las familias y educadores de todo México orientaciones para defenderse de los ataques de las drogas.
  • Tomar conciencia de que la salud no es sólo bienestar físico, sino también psíquico y social.
  • Informar a los padres y madres para que, en relación con el consumo de drogas, puedan responder positivamente ante los diversos riesgos y necesidades que plantean el crecimiento y el desarrollo de los hijos.
  • Relacionar a la familia con los diferentes recursos y medios de su entorno para que los usen con carácter preventivo.

Características del curso

  • El curso sigue los lineamientos que sugiere la Organización Mundial de la Salud para los programas de prevención: presentar la información suficiente sobre las substancias y desarrollar ampliamente los aspectos de salud-física, psíquica y social ofreciendo herramientas para que las personas generen alternativas que eviten el consumo de drogas.
  • Se desarrolla en veinte temas, de los cuales los cuatro primeros definen los conceptos básicos, dos se enfocan al estudio de sustancias, los cuatro últimos ofrecen orientaciones sobre la forma más apropiada de enfrentar la adicción y el tratamiento en los diez temas restantes, se trabajan las situaciones de mayor influencia: La familia, la escuela, el mundo juvenil, los medios de comunicación, la sociedad.

Evaluación

Se propone llevar a cabo una evaluación inicial, para identificar el nivel de los participantes. Una evaluación intermedia para valorar el avance que se ha alcanzado y una evaluación final para conocer los logros obtenidos.

Relaciones Humanas y Dinámica de Grupo

Educar es una de las formas más efectivas de promover el crecimiento humano; pues al educar ampliamos nuestro horizonte de comprensión. Así podemos elegir libre y responsablemente aquello que nos permite desarrollarnos como personas en convivencia. Gran parte de nuestra vida es en grupo: la familia, la escuela, el trabajo, los vecinos… Vivimos en relación. Nos integramos en grupos cada vez más amplios en los que elegimos colaborar. Y por ello es valioso aprender las mejores formas de participar en un grupo para mejorar la calidad de nuestras relaciones, ser más eficientes y desarrollar una vida armónica.


Propósitos

  • Conocer la estructura de los grupos y los roles que habitualmente asumimos al participar en uno.
  • Experimentar el papel fundamental del monitor-facilitador, para el cumplimiento de las metas del grupo y la madurez de sus miembros.
  • Identificar los diferentes factores que facilitan la cohesión grupal.
  • Examinar los recursos que favorecen un ambiente de cooperación en la resolución de problemas.
  • Propiciar una actitud más participativa.
  • Motivar a definir acciones concretas para mejorar la vida personal, familiar, laboral y de la comunidad a la que pertenece.
  • Capacitar a los participantes la selección y uso de técnicas grupales.
  • Facilitar instrumentos para la observación y la evaluación de la dinámica grupal.

Características del curso

  • Presencial.
  • Experiencial.
  • Combina la información teórica con la práctica.
  • Flexible. Puede desarrollarse en una, dos, tres o cuatro sesiones, de acuerdo a las necesidades y las demandas de los participantes.
  • Se recomienda que no participen menores de 18 años, a menos que el grupo sea exclusivamente para adolescentes.
  • La duración del curso puede variar, de acuerdo a las necesidades y el interés de los participantes. El mínimo recomendado es de 10 horas.
  • El número de participantes no puede ser inferior a 20 personas ni superior a 60. Conviene conocer previamente el nivel de experiencia y preparación de los integrantes del curso para adaptar los contenidos.

Evaluación

Se propone llevar a cabo una evaluación inicial, para identificar el nivel de los participantes. Una evaluación intermedia para valorar el avance que se va alcanzando y una evaluación final para conocer los logros obtenidos. Se ofrecen preguntas abiertas y objetivas que hacen referencia a los contenidos revisados durante el curso. Se recomienda también utilizar las hojas de evaluación que se proponen en el taller de Relaciones Humanas y Dinámica de Grupo.