Artículos destacados

<< Regresar

Cómo influye la relación familiar en las adicciones

Como hemos mencionado en otras ocasiones, la familia juega un papel importante tanto en el desarrollo como en el tratamiento de una adicción. Lo cierto es que las adicciones no sólo afectan a quien la padece, sino a las personas que le rodean y especialmente a la familia. Pero todo esto parte generalmente de problemas en la familia tiempo antes de que se desarrollen las adicciones.

Existen muchos factores que intervienen en el desarrollo de las adicciones, uno de ellos tiene que ver con el entorno en el que crecemos y nos desenvolvemos.

Los investigadores Javier Pons y Sofía Buelga en su investigación respecto a factores asociados al abuso en el consumo del alcohol, señalan al respecto que “... La existencia de problemas de relación en la familia y sus consecuencias en el clima familiar y en diversas variables individuales de los hijos, se ha señalado, ya desde las primeras aproximaciones, como uno de los principales desencadenantes del aumento de la frecuencia del consumo de bebidas alcohólicas”

El alcohol es con frecuencia la primera de las adicciones a la que se presentan los adolescentes, por lo que esto aplica también a otras adicciones. Pues a fin de cuentas, más que de la sustancia, se trata de los aspectos del entorno que pueden llevar a la persona a buscar un escape en el consumo de estas sustancias.

Existen múltiples factores familiares que pueden influir en el desarrollo de adicciones, tales como:

  • El aislamiento del adolescente con su familia.

  • Una falta de lazos más estrechos con los padres.

  • Sentirse poco reconocido o sentirse invisible.

  • Sentirse rechazado.

  • Conflictos familiares entre los padres.

  • Falta de límites / Exceso de control y uso de castigos en el hogar.

  • Falta de comunicación.

Es importante ser conscientes de la forma en la que sin querer podemos hacer sentir a nuestros hijos excluidos o poco queridos. Prestar atención a nuestras propias acciones y abrir los canales de comunicación con nuestros hijos son los primeros pasos que podemos tomar para prevenir las adicciones.