Artículos destacados

<< Regresar

Cómo favorecer la autoestima de los hijos

La relación que tenemos con nuestros hijos, los valores que les inculcamos, el interés que les demostramos y el afecto que les damos, son todos factores que influirán en el tipo de persona que se convertirán y también pueden tener peso, para bien o para mal, en las decisiones que tomen para su vida.

Hemos mencionado en otras ocasiones la importancia que tiene mantener abiertos los canales con los hijos. Pues la forma en que interactúan padres e hijos puede favorecer o prevenir las adicciones y el saber que cuentan con nosotros, también es importante para su autoestima.

La baja autoestima es un problema común entre quienes caen en las adicciones, pues en primer lugar, se encuentran más vulnerables a influencias negativas y presiones sociales, además de que esto favorece depresiones y conductas autodestructivas, entre ellas, el consumo de drogas; que también se les presenta como un escape.
Aquí te dejamos algunos consejos a tomar en cuenta para ayudar a tus hijos a tener una autoestima más saludable:

  • Demuéstrale tu afecto.

  • Dedica tiempo a cada uno de tus hijos por separado, con un pleno enfoque en cada uno de ellos.

  • Elógialo, pero sin exagerar ni decir cosas falsas.

  • Pregúntale sus opiniones.

  • Deja que tome decisiones y resuelva problemas, no intentes hacer todo por ellos.

  • Entiende sus emociones y hazle saber que son válidas.

  • Establece metas para tu hijo acorde a su edad y capacidades y felicítalo por sus logros.

  • Corrígelo cuando sea necesario, pero siempre hazlo de forma constructiva, no utilices una crítica hiriente u ofensiva.

  • Cuando haga algo mal y lo señales, es importante distinguir que lo que está mal es la acción y que eso no afecta el valor de la persona.

  • No hagas comparaciones. Cada niño es diferente y es importante darnos cuenta de las cualidades y el potencial de cada uno, y tenerlo en cuenta.

  • Trabaja en tu propia autoestima. Recuerda que nuestros hijos aprenden más de lo que ven que de lo que les decimos y si nosotros mismos carecemos de buena autoestima, será difícil transmitir algo diferente a nuestros hijos.