Artículos destacados

<< Regresar

Sustancias adictivas

Cualquier sustancia o conducta tiene el potencial de convertirse en adicción; y es la búsqueda de llenar vacíos existenciales puede tomar diversas formas. Sin embargo, es importante recordar que las adicciones son a fin de cuentas una enfermedad y hay sustancias que con mayor frecuencia se convierten en objeto de adicción, pues sus efectos en el cerebro resultan más marcados especialmente para los que tienen una cierta propensión a las conductas adictivas.

El tema de las adicciones ha sido investigado y analizado a lo largo del tiempo y se sabe ahora que no se trata de una cuestión de debilidad moral o falta de voluntad; sino que es un tema de salud en el que intervienen tanto factores del ambiente, como rasgos de personalidad e incluso predisposiciones genéticas.

Existen muchas clasificaciones en torno al grado de adicción de diversas sustancias; sin embargo, es difícil hacer una evaluación universal pues los efectos de estas son diferentes en cada persona. Pero hay sustancias que aparecen una y otra vez en estas listas:

Nicotina

El tabaco resulta adictivo por una diversidad de sustancias que entran en contacto con nuestro organismo; sin embargo, quizá la más adictiva de todas es la nicotina. Cerca del 36% de los mexicanos ha probado alguna vez el cigarro y los que lo hacen a más temprana edad, tienden a hacerse adictos. El consumo de esta eleva el riesgo de cáncer, enfisema, trastornos bronquiales, problemas cardiovasculares, entre otros. Los síntomas de abstinencia de esta incluyen irritabilidad, dolores de cabeza, insomnio, dificultad para concentrarse, aumento de apetito, entre otros.

Heroína

Esta sustancia que se procesa a partir de la morfina; llega rápidamente al cerebro, generando una sensación de euforia. Son diversas las formas en las que se consume y sus efectos pueden ser mayores o menores dependiendo de la forma en que ingrese al cuerpo; sin embargo, en cualquier caso, se trata de una sustancia que genera una fuerte dependencia y sus síntomas de abstinencia incluyen insomnio, dolor muscular, diarrea, entre otros.

Cocaína

Estimulante del sistema nervioso, la cocaína produce un estado de hiper-estimulación y sensación de seguridad. Pero esta sensación pronto es sustituida por los efectos de abstinencia, que incluyen irritabilidad, paranoia, depresión, ansiedad, insomnio entre otras.